Una Sociedad Anestesiada

Un país llevado al abismo por políticos y gobernantes vendidos y sometidos a los lobbys y corrientes impuestas desde oscuros estamentos a los que les importa muy poco el bienestar de la sociedad con tal de satisfacer sus pretensiones. Así es el camino que lleva España criminalizando y anulando derechos fundamentales a los hombres por el mero hecho de serlo. No tiene justificación en un país “democrático”, pero de los de PACOTILLA como este, se instaure en el sistema jurídico la obligación de creer a una mujer por el mero hecho de serlo, lo que lleva implícito que todos los hombres de este país somos culpables ante cualquier delito denunciado por una mujer, un sistema jurídico que debería ser la garantía de cualquier ciudadano de una democracia, pero que en este país se lo están cargando a pasos agigantados, lo que en un futuro no puede tener muy buenas consecuencias. Lo peor de todo esto, es que aquellos que ahora crean conflictos y rechazo hacia la mitad de la población con sus degeneradas leyes, se irán de rositas sin dar explicaciones ante la “LEY”, aunque esta sea una ley cuyos baluartes estén elegidos y escogidos por los mismos políticos que desprecian la Constitución, lo que les garantiza una salida inmune de sus actos.

La sociedad que permanece anestesiada por comunicados y noticias que a veces rozan lo esperpéntico, es una sociedad que roza su abolición como tal, mientras se coge a miles de hombres de cualquier edad como cabezas de turco para hacer creer que todos los hombres son iguales, legislando en contra de todos ellos, o lo que es lo mismo dando por hecho que en España solo hay hombres delincuentes, maltratadores o asesinos, generando en la sociedad, sobre todo en la femenina, la creencia de que están en el más inminente peligro únicamente por cruzarte con un ciudadano de género varón por la calle.

FORMACION E INFORMACION.¿Hay algo más sumiso que la prostitución?

No hay nada más demagogo e hipócrita por parte de los políticos de cualquier signo y color de los que ahora nos representan que parecer justo sin serlo, rodeándose de palabras bien sonante y usándolas como excusa para mantener una ideología o perspectiva cuyo apoyo viene de los más recónditos ideales del comunismo.

Aquellos que creen que estas perspectivas le traerán los beneficios que esperan a costa del sufrimiento de los demás, no son más que marionetas o peones puestos al servicio de gente y mandatarios sin escrúpulos, capaces de hacer y crear cualquier normativa que agrande su egocentrismo y demagogia.

VIVOSINTI

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales

Deja un comentario