Sembrando odio

Peor imposible, poniendo semillas de enfrentamiento, en esto es lo que se gasta el dinero público en vez de proteger a las verdaderas víctimas de violencia.Porque esas palabras en boca de un profesor sería sin duda violencia de género.

No se puede consentir que adoctrinen a nuestros hijos de esa manera y mucho menos que lo hagan sin informar a los padres el tipo de enseñanza que les están inculcando.

Enlace

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales

Deja un comentario