Hasta cuando tanta mentira

Al, parecer la Sra. Ministra de Igual-dà echaba de menos el ser noticia por sus declaraciones y tuvo otro de esos grandes días en lo que a declaraciones se refiere.Ahora resulta que después de 15 años vendiendonos la ideologia de genero viene a decir que eso no existe,que la unica ideologia que conoce es la machista y el patriarcado.

Un patriarcado al que acudirá dentro de poco para pedirle el voto, para eso si son buenos los hombres,¿verdad Sra. Ministra.?En mi humilde opinión, pero sabiendo por vivencias propia que la peor ideología que existe es la de la mentira, en nombre de la igualdad, en favorecer, promocionar y financiar leyes tan injustas como inconstitucionales como la LIVG, esta señora deberia de dejar su puesto a alguien que legisle sin el odio y resentimiento que esta señora desprende en sus declaraciones, hacia todo lo que tiene que ver con el hombre.

Aqui le dejo desde mi ignorancia un par de citas dedicadas a la Sra. Ministra de Igual-dà,quizás le venga bien leerlas, si lo tiene a bien.

Enlace a la noticia al final de las citas.

“La justicia e igualdad es el hábito según el cual uno,con constante y perpetua voluntad, dà a cada uno su derecho” Ver

Esto quiere decir, que primeramente, la virtud justicia implica igualdad, siempre en relación al otro.Ver

Tomás de Aquino (1225-1274)

“Los hombres se han sacrificado y lisiado a si mismos física y emocionalmente para alimentar, alojar y proteger a las mujeres y niños a lo largo de la historia.Ninguno de sus sufrimientos y logros es registrado en la retórica feminista,que retrata a los hombres como explotadores, opresivos e insensibles.” Ver

Camille Paglia

«La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo»

Platón

Enlace al video

VIVOSINTI

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales

2 comentarios sobre “Hasta cuando tanta mentira”

  1. Jamás se deben crear leyes y tribunales de excepción o “especializados” que discriminen lo más mínimo por el sexo, la raza, el género, el color de la piel o por cualquier otra circunstancia personal o social de las personas, como así se ha hecho contra todos los varones heterosexuales en las leyes de género españolas.
    Se han creado tribunales de excepción además especializados de forma obligatoria contra los varones heterosexuales. Para evidenciar esta infinita barbaridad solo tendríamos que pensar que se crearan leyes y tribunales de excepción contra negros, blancos musulmanes, homosexuales..
    Para evidenciar la infinita barbaridad que se ha hecho contra los varones heterosexuales en las leyes de género solo tendríamos que pensar que se crearan tribunales, leyes, jurisprudencias, pactos de Estado,decreto 3 de agosto..contra la violencia de raza contra negros, blancos,homosexuales…
    El sexo, la raza, el género, el color de la piel de las personas no condiciona su bondad o su maldad.Son factores por los que jamás se debe discriminar a nadie ante la ley, como sí se ha hecho contra los varones heterosexuales en las leyes de género.
    Jamás se debe hacer.Y porque los negros, los blancos, los musulmanes, los cristianos los homosexuales los heterosexuales.. cometan más o menos delitos, jamás se deben crear leyes racistas o sexistas contra unos o contra otros cómo raza o colectivo.
    Jamás se deben crear leyes que discriminen a un colectivo por la procedencia individual del delito.
    El por qué es muy sencillo.Porque los demás blancos, los demás negros, los demás hombres, las demás mujeres… no tienen la culpa de los delitos cometidos por algunos de su mismo sexo o su misma raza o con su mismo color de piel.
    Las leyes de género son una persecución sexista o racista terrible como ya sufrieron los negros, los judíos o los homosexuales en la triste historia de la humanidad.
    Las leyes de género son una aberración terrible convertida en un negocio que evita la menor reflexión sobre la violación y la discriminación sexista sobre un sexo y una orientación sexual ejercida contra el varón heterosexual,además esteril como demuestran las estadisticas que jamás tendría que haber existido.
    Las leyes de género utilizan e instrumentalizan los casos de violencia cometidos por el varón, ocultando idéntica violencia psicológica sufrida por el hombre por sus parejas femeninas y también física con resultado de muerte que es ocultada sin cómputo oficial, manifestación ni eco mediático sino que que son víctimas condenadas al silencio y al olvido.
    Violencia que igualmente puede sufrir cualquier pareja de cualquier sexo o cualquier orientación sexual. Para, en nombre de la igualdad cometer un atentado sexista terrible y una imposición de una ideología injusta, terrible, perversa y también genocida pues aplica el derecho penal de autor. Ideología de odio y discriminación que destruye los pilares del Estado de derecho que se fundamenta en la no discriminación colectiva,el derecho a un juicio justo e imparcial y que no se te condene por tu pertenencia a un sexo a una raza o a una orientación sexual, o por los delitos que pudieron cometer tus antepasados machistas o patriarcales como pecado original heredado, sino que solamente se te juzgue por tus delitos.
    Que la justicia jamás sea convertida en un instrumento perverso de ideologías políticas de género o cualquier otra contra sexos géneros razas colectivos o contra adversarios políticos, como así ha ocurrido contra el varón heterosexual en las leyes de género.
    La justicia ya dispone de agravantes o eximentes en cada caso para aplicar en caso de machismo, hembrismo, superior fuerza física, indefensión etcétera.
    Pero aplicar discriminaciones y castigos colectivos por sexo género raza o color de la piel es un crimen atroz y repugnante que en absolutono tiene nada que con ningún tipo de igualdad.

  2. Las leyes de género comenzaron en España como una broma macabra un día de los Santos Inocentes de 2004.Instrumentalizando casos terribles que solo deberían representar al despreciable ser que cometió tales actos para poner en marcha las aberrantes leyes de género.Odio,psicosis,discriminación,mediatización que supuso la violación de derechos humanos contra todo el sexo masculino heterosexual.Un estado que traspasa lo que jamás nunca nadie podía imaginar comenzando una persecución sexista sin precedentes contra el varón y contra la heterosexualidad.
    Disfrazado en el insulto de llamar “leyes de la igualdad” supone un ataque sexista o racista idéntico al que ya sufrieron los negros, los judíos o los homosexuales.
    Utilizando solo dos palabras del pasado: machismo y patriarcado,y una frase, “por el hecho de serlo” para cometer el mayor atentado de odio, venganza y psicosis institucional contra todo varón heterosexual en las leyes con el perverso invento de la discriminación de género.
    Gravísima discriminación que sigue creciendo hasta nuestros días con millones de euros y leyes que utilizan derecho penal de autor y tribunales específicos para el sexo masculino heterosexual dignos de los regímenes del terror.Con especialización obligatoria de jueces contra los varones heterosexuales.Habiendo creado además especialidad jurídica en la discriminación de género.
    La barbarie del derecho penal de autor que hace responsable a todo el sexo o la raza al que pertenece el individuo que comete el delito, acuñando para ello la palabra género que dio origen a la discriminación de género disfrazando nuevamente el concepto en discriminación positiva.La discriminación positiva o negativa es exacta e idénticamente la misma aberración y un genocidio cuando se aplican en el derecho humano fundamental a la presunción de inocencia.Aplicado sobre millones de inocentes que no son culpables de los delitos cometidos por algunos de su mismo sexo,con su misma raza o con su mismo color de piel o por sus antepasados machistas patriarcales.
    Comienza el mayor engendro legislativo, llevado a cabo en un supuesto país democrático,constitucional y de derecho, esgrimiendo para este despropósito a modo del peor de los insultos la bandera de la igualdad y la no discriminación.
    Comienza la barbaridad de aplicar castigos colectivos y gravísimas discriminaciones por delitos individuales.
    Lo que un Estado de Derecho jamás debe traspasar, destruyendo el sagrado precepto constitucional de igualdad ante la ley y no discriminación por el sexo, la raza, el género,el color de la piel al que se pertenece, o por cualquier otra circunstancia personal o social.
    El engendro legislativo no ha parado de crecer ni un solo día a pesar de su absoluta inutilidad y contraproducencia pues la violación discriminación de derechos humanos fundamentales a un sexo y a una orientación sexual es una aberración y una injusticia que está en el origen de la violencia. El odio la psicosis generado contra todo varón heterosexual desde todos los medios hace que hombres sean detenidos cada día sin más prueba que la palabra de cualquier mujer.Hombres que son detenidos, expulsados de su casa apartados de sus hijos, separados de sus bienes antes de ningún juicio. Antes de saber si son culpables,inocentes o incluso si son ellos las propias víctimas.Hombres que todos son víctimas de un estado y sus leyes y sufriendo la verdadera violencia institucional de la discriminación y la persecución sexista.
    Realidad que pasa inadvertida y solo se hace visible cuando te toca a un familiar o amigo y descubres que el estado de derecho ha desaparecido y ha sido sustituido por una inquisición que ha dejado a todo varón heterosexual en libertad condicional y en suspensión de derechos humanos y presunción de inocencia, por si acaso algún hombre heterosexual en el presente,en el pasado, en el futuro,en la otra vida o en sueños, pudiera estar maltratando a alguna mujer también heterosexual. Ignorando y discriminando al resto de personas que deberían tener idéntico derecho en igualdad a ser protegidos como son parejas de homosexuales,lesbianas.., etcétera personas de cualquier sexo o cualquier orientación sexual.
    Discriminando incluso a los absolutamente inocentes, a los niños que tendrán derecho o no a la consideración de género dependiendo si quién maltrata o asesina es un hombre o es una mujer que son igualmente discriminados a la hora de ser protegidos u obtener ayudas.Han aprobado hace unos días aumentar a 600 € la ayuda a niños huérfanos de violencia,pero solo cuando la violencia la ejerce un hombre heterosexual,discriminando a estos niños cuando la víctima es un hombre o violencia en otra unidad de familiar.Realmente repugnante como a quienes más afecta la aberrante discriminación de género como un efecto dominó es a los absolutamente inocentes.Mientras aprueban estas leyes terribles por mayoría absoluta en un pacto de silencio y ceguera sin la más mínima reflexión. No podrán esconder sus responsabilidades en decir que ellos solo se ponían de parte de las víctimas.De parte de las víctimas estamos todos, sean mujeres, niños ancianos, hombres homosexuales etcétera. Todos han de tener derecho a presunción de inocencia y a igualdad ante la ley, ser juzgados en los mismos tribunales,con la única “especialización” de la justicia en la búsqueda de la verdad en cada caso para hacer justicia en base a esa verdad.
    Las leyes de género ya establecen quien es la victima y quien el victimario.
    Se tiene que creer a la víctima “siempre sí o sí”, y cuestionar el testimonio de la presunta víctima por cualquier juez es violencia institucional, pudiendo traer consecuencias graves para todo aquel que no se someta al adoctrinamiento de genero. Se aprobó también de forma obligatoria la formación de todos los jueces en “perspectiva de de género” contra el varón, y no solo los tribunales específicos contra los hombres sino también el resto,creando además la especialidad jurídica en la discriminación al varón hetrosexual.
    Ello evidencia la barbaridad de que la ley ya establece como víctima a cualquier mujer y como victimario a cualquier hombre indistintamente de la realidad de los hechos o las pruebas que son los que deberían determinar la condición de victima.Barbaridad que queda de manifiesto la gravísima violación de derechos humanos y el absoluto desprecio por la presunción de inocencia que se ejerce contra toda persona nacida de sexo varón que se la prejuzga y se la condena de antemano por ley.
    Olvidando que la función del juicio es establecer quien es la víctima o víctimo, y quién es el victimario o la victimaria.
    Olvidando que el sexo de las personas no condiciona su bondad o su maldad, su verdad o su mentira,y existen exactamente el mismo número de mujeres malvadas y sin escrúpulos que hombres. Existe exactamente el mismo número de hombres maltratados psicológicamente por sus parejas femeninas o en parejas de homosexuales,lesbianas o de cualquier sexo u orientación sexual.
    Y también hombres asesinados por mujeres,estadísticas que se ocultan, no se contabilizan.Silenciando la realidad de que la violencia y la maldad humana no tiene género, sexo, raza ni color de piel
    Criminalización y ocultación para perpetuar, extender e intentar justificar lo injustificable.
    El aberrante invento del género ha acabado convirtiendose en una industria que mueve millones de euros que evita la más mínima reflexión sobre su absoluta inutilidad e injusticia sobre millones de inocentes.La violencia jamás se puede justificar.Pero la injusticia y la discriminación es la base de la violencia y un gravísimo impedimento para la manera eficaz de eliminación de toda violencia.La concienciación en igualdad de derechos y obligaciones.Pero para ello es imprescindible y vital partir con leyes en que la propia ley jamás suponga gravísimas discriminaciones sexistas,racistas o de ningún tipo.
    Con el grado de concienciación que existe prácticamente habría desaparecido a no ser por estas terribles injusticias y discriminaciones estériles.
    Imaginemos que esta gravísima discriminación derechos humanos fundamentales se hubiese ejercido contra los varones homosexuales,
    o contra los blancos o contra los negros,contra cualquiera raza género, colectivo u orientación sexual.Crear tribunales para juzgar solo a los negros,o blancos, especializados además en violencia de raza,y entenderemos la barbaridad que se ha aplicado en España en las leyes de género contra todo varón heterosexual.

Deja un comentario