De Mal en Peor

De Mal en Peor


En una sociedad en que los valores cada vez más brillan por su ausencia, no puede ser, que para la gente en el poder esa sea su condición de gobernar, en vez, de procurar legislar para conseguir un país más justo.
La falta de empatía demostrada por la nueva “izquierda” sacando a la luz leyes que convierten al hombre en un maltratador, y extinguiéndoles derechos fundamentales como la presunción de inocencia, por el mero hecho de nacer varón, indica la bajeza en la que se mueven esos gobernantes, por intereses propios y no por el bienestar de la sociedad.
Políticos que hacen de la política el arma para someter a un pueblo o parte de èl, a un continuo ataque y desprecio, por su género, para mantener un emporio entorno a la violencia de género, creando desigualdades inequívocas entre hombres y mujeres, fomentando el rencor entre los mismos, de esa indecente manera de gobernar, de los llamados “progresistas o izquierda”, lo único claro que se puede concluir, es que el camino elegido, es el peor de los posibles.

A estos gobernantes que utilizan y desprecian la constitución a su antojo e interés, a los que se le olvidan constantemente que son servidores del pueblo y se deben al pueblo, que les paga sus inmerecidos sueldos, solo habría que decirles que se equivocan de país y de sociedad, que ya la sociedad no es tan ignorante como creen, que ya no nos pueden engañar tan fácilmente, que para ser un buen gobernante hay que ser honesto, sincero y coherente y que algún día puede que les caiga encima todo el daño que causan a esas verdaderas víctimas de violencia de cualquier tipo, porque la violencia, señores, “políticos” no tiene género, tiene ejecutores tanto de un género, como de otro, ENTERENSE.

Serán responsables de las generaciones de niños y niñas que a día de hoy crecen y se crían sin el contacto y cariño de sus padres, por la utilización interesada y malintencionada de una ley mísera y cruel con aquellos que un día decidieron ser padres, y después, por un motivo u otro se divorciaron o separaron, negándoles y robándoles los más sagrado para cualquiera de ellos, SUS HIJOS con el apoyo y financiación de gobiernos de dudosa reputación.

Gobiernos que solo interpelan a la dictocracia de género, que por cobardía o interés electoral, están sometidos siendo esclavos interesados en la dictocracia de género para justificar y mantener el derroche económico y de medios, dejando en la màs absoluta desprotección a la mitad de la población por su género, no merecen ser sostenidos en el poder ni mantenidos por un pueblo que trabaja duro dia a dia para sacar el país adelante mientras estos gobiernos dedican su muy bien remunerada “jornada laboral” a criminalizar al varón por su género.

Porque yo, Sr. Fdez Vara, no soy un maltratador, ni un asesino de mujeres aunque sea un hombre.Pero si soy una victima de la miserable ley que ustedes crearon y financian. LIVG

Aqui un ejemplo de criminalizar al varón por simplemente serlo.

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales

Deja un comentario