No seas cómplice

Tu silencio ante una injusticia te pone del lado del opresor.

A veces vemos a gente ser secuestrada y no hacemos nada, vemos a gente ser asaltada y no hacemos nada decimos que no es nuestro problema, cuando en realidad la maldad nos alcanzará si la dejamos seguir creciendo. Por eso levanta tu voz, defiende al inocente, apoya a tu prójimo, ayuda a tu vecino.

No más hijos huérfanos de padres vivos

https://www.facebook.com/disidenciasocial

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales